martes, 6 de julio de 2010

Honestidad Brutal

El Reverte, como dice mi hermano es una "mija Bilioso". Pero reconsiderando la cuestión de la agriedad de los comentarios o la bondad de los mismos, fuera de esa perspectiva personal, no deja de tener muchas veces más razón que los santos de las iglesias.


Llevaba unos cuantos días barruntando sobre cómo expresar lo mismo que Reverte en el artículo. Y resulta que llegó el maestro y me dio lecciones. Si alguien expresa las cosas mejor que uno, pues mira, lo mejor es citarlo, mentarlo, darle crédito y guardar un respetuoso silencio sobre las palabras mejor escritas de otros. Sobre todo si el oficio se nota, y no es simple afición, como hago yo en este torpe espacio.

Citaba Reverte el estado actual de España en un artículo llamado "Idiomas, exilios, y Cöcteles Molotov" al cual cito enlace : 


En referencia a los españoles de cada dia (...) Sigue habiendo, pese a todo, gente que lucha y se arriesga, empresarios dignos, funcionarios decentes, jóvenes solidarios y valerosos capaces de levantarse y trabajar cada mañana. De pelear, si hace falta. Amigos en quienes esperar y confiar. Por eso duele más. Por eso ulcera el alma verlos maltratados por estas diecisiete Españas injustificadas, egoístas y ladronas, donde las ratas y los chacales depredan a su aire, envidiándose y odiándose a partes iguales, desmontando cuanto hace posible el respeto y la convivencia. Esa gentuza iletrada, infame, que ha hecho de la política su forma de vida y de nosotros su negocio, desvalija el país y se lleva por delante las instituciones en su ávida carrera por el dinero y el poder. Destroza el futuro. La impunidad de esos golfos la garantizan millones de ciudadanos apáticos sentados ante el televisor, viendo el fútbol y a Belén Esteban mientras aceptamos, aborregados, que nos conviertan en un país miserable, cutre, exclusivo para turistas baratos de cerveza y vomitona. Un lugar sin industria ni recursos propios, sin clase media, hecho de buscavidas y mendigos, de subvenciones mientras las haya, de putas y camareros. Dicho sea con todo el respeto para las putas y los camareros. Que, a este paso, serán quienes nos den de comer


No deja de ser triste y sesgado el análisis, pero no menos cierto. Este país no produce nada. No crea nada. No hay voluntad de creación, ni ayudas a la creación. Es un chiringuito montado por cuatro para ganar ingentes cantidades de dinero en base a comisionamientos, en base a tejemanejes, en base a influencias al más puro estilo feudal. El mérito, la experiencia, la formación y la capacidad han pasado a un plano absolutamente secundario. Lo importante es el útero del que procedes, tu padre, tu madre, tu tío, tu Dios, tu voto, tu carnet. No somos competitivos. Hemos vivido del cuento a base del crédito, creyéndonos que el estado del bienestar había llegado por fin a la ciudad. Y el estado del bienestar no puede estar basado en los estipendios pedidos a un banco Alemán. Estamos hartos.. Emnpieza a cansarme que la señora Merkel, o su señora madre, en base a no se qué disciplina y obediencia debida me diga si me puedo comprar una cosa u otra, si en mi pais se van a vender coches o casas o si voy a poder estar cubierto por mi estado en caso de necesidad, ese estado al que contribuyo con todo lo que compro, con mi nómina, con mi gasto, con mi propia existencia. ¿Qué tipo de titulación económica, que grado de sabiduría tienen estos politicuchos que deciden en lo que puedo o no puedo, en lo que debo o no debo gastar? 


¿Y qué decir del empleo privado? ¿Qué se puede decir de los empleadores de las empresas españolas al día de hoy? ¿Qué tipo de reforma necesita esta gente para crear empleo estable, novedoso, de calidad, con coabitación de la vida personal y familiar? En las ofertas de empleo que puedes encontrar on line al día de hoy en los principales buscadores la realidad es aplastante. Yo animo a los empleadores de este país a que sean más sinceros en sus anuncios.: "Buscamos pringado para explotarlo. Se ofrece sueldo ilegal, prestaciones sociales inexistentes, protección social completamente inadecuada. Ofrecemos trabajo a mansalva, inexistencia de plan de carrera, inexistencia de incentivos, falta de perspectiva de futuro, precariedad absoluta. Innecesaria formación, curriculum o experiencia. Absoluta reserva a otros  explotados del sector." Sean sinceros. Sean realistas. Tengan un ataque de honestidad brutal.





Reacciones:

0 comentarios: