jueves, 31 de julio de 2008

Ensoñamiento

Anda el stress de nuevo por estos lares y de nuevo, a modo de descontaminación, empiezo a idear sitios donde poderme perder un rato y de paso que el amigo stress me pierda la pista. Ayer estaba pendiente de mil cosas en el trabajo, y la verdad es que pienso que me estoy perdiendo otras mil importantísimas en mi vida.

Que demonio. Quien me diga que no necesito unas vacaciones es que me dan ganas de matarlo.

Ayer,durante un instante, recorde a Ire en las furnas, con sus pies de niña pequeña en la arena, moviéndose de un lado para otro. La verdad es que no hay nada como poderse perder durante un momento. Luego el teléfono sonó y me quedé con cara de tonto. No hay remedio. Intentaré aguantar hasta las vacaciones.

Por cierto, la semana pasada esta página cumplió un añito de vida. Lo cual no debe dejar de celebrarse como es debido.

Reacciones:

0 comentarios: